Las cinco variedades de arroz

El arroz –junto al trigo- es el más popular de los cereales, tanto en lo que a cultivo como a consumo se refiere. Es un cereal de sabor neutro y suave, y ello lo hace un acompañamiento formidable para todas las comidas, pues no anula el sabor de su compañero. Pero ojo, que también es una excelente posibilidad como plato único, no le subestimen.

Es un amigo rendidor. El mejor para estirar el contenido de la olla cuando llegan visitas inesperadas: como guarnición, para agrandar la ensalada, etc. Hasta podemos hacer postres con el arroz.

Así… lo usamos y lo usamos pero qué sabemos de él. Yo diría que muy poco. ¿Sabían que hay cinco clases de arroz?

Tenemos el arroz de grano largo o índico, el de grano corto y redondo (o japónico), el silvestre o salvaje, el integral y el arroz vaporizado.

El arroz de grano largo o índico, se caracteriza por su gran tamaño. Viene de asía y tienen menos almidón que otras variedades. Se emplea sobre todo para elaborar arroces tipo " Pilaw " y paellas (aunque en esta últimas con menor frecuencia)

La variedad de grano corto y redondo, también llamada japónico, es la variedad más popular, la que consumimos normalmente. Tiene menor tamaño que el índico, un grano más redondo y más almidón. Está indicado para "rizzotos", paellas y como espesante.

El arroz silvestre o salvaje, en realidad no es un tipo de arroz, sino un grano diferente. Es la semilla de una planta acuática llamada "avena de agua" o "arroz indio", que crece silvestremente en los suelos pantanosos de América del Norte. Su sabor es avellanado y su textura muy crujiente, es más fino que el arroz de grano largo y tiene un color oscuro. Si son impacientes, no se los recomiendo: requiere mayor tiempo de cocción que los otros arroces.

El arroz integral es un arroz que si bien está descascarillado, conserva el pericarpio (una de las cubiertas que tiene el grano de cereal) y ello le hace más nutritivo, a la vez que le da un cierto sabor dulce. A mi me gusta mucho, pues es el más fiel, difícilmente se pasa de cocción y queda rico siempre. Aunque a los niños suele no gustarle.

Por último esta el arroz vaporizado, conocido como el arroz que nunca se pasa. Se prepara sometiéndole a un remojo en agua templada y luego una cocción con vapor (proceso en que se elimina el almidón del grano haciendo su cocción más fácil).

Via | consumer.es

Etiquetas

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.