Métodos para la cocción del arroz

Imagen de Yabebiry
Enviado por: Yabebiry

Uno subestima al arroz. Y lo subestima mucho. Tanto que asume que preparar arroz, no es siquiera cocinar. ¿Quién no sabe hacer arroz? Lamento responderles que quienes no lo saben son muchos. Incluso quizás ustedes, que se jactan de saberlo, no lo saben. Pues no es solamente llenar de agua y prender el fuego, todo tiene su técnica y su aura.

Básicamente, existen dos formas básicas de preparar el arroz: de modo seco o de modo caldoso. Los arroces secos, como su nombre lo indica, son aquellos que una vez cocinados tiene un aspecto seco y suelto, mientras que los caldosos, resultan más pastosos y humedos.

Entre los arroces secos estan el pilaw, el rizzoto, las paellas y el arroz blanco.

El arroz pilaw tiene como ingredientes básicos la mantequilla, la cebolla, caldo o agua y arroz, preferiblemente de buena calidad. Muchas veces además, suele agregársele alguna hierba o especia.El rizzoto parte de los mismos ingredientes que el pilaw, pero contiene además otros ingredientes como guarnición y un agregado de alguna grasa como la nata o el queso, para finalizar. Las paellas, aunque muy variadas, se elaboran todas de forma bien similar y con los mismos ingredientes básicos: aceite como elemento graso, condimentos (como el ajo, la cebolla, el pimiento verde, etc.) y una parte húmeda como un fondo, o agua.

Las guarniciones para las distintas paellas, varian según su naturaleza. Puede ser pollo, conejo, pescado, mariscos, etc. Las ideas son inagotables.

El arroz blanco, si se lo quiere elaborar bien de bien, necesita abundante agua (por lo menos el doble que el volumen del arroz), sal y evidentemente arroz. Este es el arroz más común, ese que generalmente preparamos en casa como guarnición, para estirar el poquito de guisado que sobró del mediodía, o estirara la olla por las visitas inesperadas a cenar.

Y nos queda el otro método de cocción, los arroces caldosos. Para su elaboración se emplean diferentes mecanismos: añadir arroz blanco refrescado a una sopa o un caldo justo en el momento de servirse; elaborar el arroz en el propio caldo que se va a servir, añadiendo al arroz pilaw más cantidad de elemento húmedo, etc.

¿Vieron?, no es tan sencillo. Más adelante voy a contarles como se prepara cada uno de los mecanismos, cosa de que dejen un poco de lado el arroz blanco y prueben las otras alternativas. Y después si, elijan el que más les gusta.

Via | consumer.es

Artículos recomendados

Comentarios