Ricota casera

Imagen de Valentina Lopez
Enviado por: Valentina Lopez

Hoy te mostraré cómo hacer ricota casera. La ricota es un producto lácteo muy similar al queso que se obtiene extrayendo suero lácteo de la leche. Así sola, la ricota es una pasta blanda, a mi gusto, bastante insabora, blanca, suave y con textura granulosa. Muy agradable pero insabora al fin. Sin embargo, bien aplicada se transforma en un elemento crucial de la cocina. 

Es uno de esos ingredientes sumamente dúctiles, que podemos aplicar con un poco de imaginación a lo que se nos ocurra; para agregar un toque de textura y suavidad especial.No en vano, la ricota es un elemento fundamental en la cocina italiana. Uno de los rellenos más usados y tradicionales para la pasta. Así que veamos cómo hacer ricota casera. 

Ingredientes: 

  • 5 litros de leche orgánica
  • Jugo de 1 limón

Preparación:

Para preparar ricota casera, comienza por hervir la leche en una olla de barro o acero inoxidable.

Cuando llegue a punto de ebullición, agrega lentamente el jugo del limón revolviendo constantemente (con cuchara de madera) y sin apagar el fuego. Incorporado todo el jugo, continúa revolviendo hasta que se formen coágulos y se distinga el suero amarillo que segrega la mezcla cuando se corta la leche.

A continuación, quita la mezcla del fuego y cuela la misma. Les aconsejo ayudarse con un paño de gasa limpio (de 50 x 50 cm aproximadamente) para este paso. Coloca el paño sobre el colador y, sobre éste, echa la leche coagulada.

Deja orear el preparado colado durante 5 o 6 horas. Pueden hacer un nudo en la tela gasa y colocar la leche coagulada arriba de la pileta de la cocina para no manchar.

Luego de dejarla reposar, la ricota estará lista.

Ahora solo queda utilizarla o guardarla para su uso futuro. Puedes colocarla en distintos recipientes, incluso en bolsitas o guardarla en el freezer para utilizarla posteriormente. No es necesario descongelar para ello toda la mezcla, sino que puedes ir sacando la cantidad necesaria para usar.

Si gusta, puedes reservar dos cucharadas soperas de suero colado, para mezclarlas con la ricota colada mediante una máquina procesadora. Así lograrás obtener una masa más cremosa y humectada.

Pero como siempre, sobre gustos no hay nada escrito. Sobre la receta básica puedes hacer tus propias experimentaciones y modificaciones. Como en todo, también en la cocina lo que importa es el camino recorrido, mediante la prueba, la falla y el error logramos la perfección.

Dinos en los comentarios cómo te va con esta receta para hacer ricota casera. Usa la ricota para recetas como una torta de ricota o estos sabrosos ñoquis de ricota caseros

Artículos recomendados

Comentarios