Pastelitos de membrillo

Imagen de Yabebiry
Enviado por: Yabebiry

 
En las mesas rioplatenses algunos bocados nunca faltan. Una vez hablamos de los alfajores de maicena, que si tuvieron el gusto de probarlos, sabrán son deliciosos.

Y otro de esos bocados que deben estar siempre, son los llamados y aclamados, “pastelitos de membrillo”. O los prepara la abuela, mamá o simplemente se compran en la panadería. El asunto es que debe ser muy escaso el número de argentinos o uruguayos que no le han probado.

Y como dice un buen amigo mio, respecto de ir al cine: “colócate en la fila donde haya más gente”. Si tantos le prueban, seguro deben ser deliciosos, y al menos por respeto, ameritan la idea de probarlos. ¿Se animan?

Pastelitos rellenos de membrillo
 

Ingredientes:

• 500 gr. de harina,
• 150 gr. de mantequilla para hacer la masa base y unos 150 gr. más para untarla,
• una pizca de sal,
• 500 gr. de dulce de membrillo,
• aceite para freír,
• 400 gr. de azúcar.
 

Elaboración

Colocar la harina con la sal en forma de corona, la manteca cortada en el centro e ir formando la masa. Agregar poco a poco agua (más o menos una taza) hasta obtener una masa lisa que habrá que dejar descansar unos 20 minutos.

Transcurrido este periodo, estirar la masa hasta que tenga 1 cm. de espesor. Untar con 50 gr. de manteca derretida, espolvorear con harina y doblar en tres. Estirar nuevamente la masa y volver a untar con otros 50 gr. de manteca, espolvorea con harina y volver a doblar en tres. Dejar reposar en el frigorífico 30 minutos.

Pasado este tiempo, con la masa fría, estirarla hasta que quede de unos 3 mm. de espesor y cortar cuadrados de 8 cm.
Colocar el dulce de membrillo en el centro de cada cuadrado y pintar con agua alrededor del dulce de membrillo. Cubrir con otro cuadrado de masa con las puntas superpuestas y presionar en los bordes para cerrar los pastelitos. Freír con abundante aceite que deberá estar tibio en el momento de poner los pastelitos y luego caliente para que se doren.

Mientras se están friendo bañarlos frecuentemente con aceite.

Via | platodeldia

anterior Strudel de dulce de membrillo y almendras siguiente Gastronomía Molecular: Olla y ciencia

Artículos recomendados

Comentarios