Buñuelos de espinaca

espinacas.jpg

¿Les gustan los buñuelos? A mi sí, y como hoy estoy media dictadora vamos a hablar de eso: buñuelos, buñuelos y buñuelos. Pero ojo, también soy bondadosa. Además de salirme con la mía, voy a regalarles algunos consejos. Yo hablo de lo que quiero, ustedes aprenden tres lindos secretos y todos contentos. ¿Les va?

Por supuesto, todos los secretitos tienen que ver con los buñuelos: cómo evitar el gusto a aceite, cómo lograr una forma perfecta y cómo evitar que la espinaca pierda sus propiedades.

Comencemos con el primer secreto de Ciberchef: ¿Cómo evitar que los buñuelos fritos tengan gusto a aceite? Pues bien… muy fácil. Añadan una corteza de limón o de pan, embebida en vinagre y luego frían unos minutos. También pueden utilizar un trozo de papa cruda.

Dos: ¿cómo lograr unos buñuelos perfectos? Esto también es fácil. Deben usar mucho aceite, pero evitar que esté demasiado caliente. Esto facilitará que se cuezan muy bien en su interior y aumenten su volumen.

Y por último, el tercer consejo: ¿cómo evitar que la espinaca cocida no pierda sus propiedades? ¿Cómo lograr que mantenga sus vitaminas y el color verde intenso? Para ello, se recomienda no cocerlas en agua. Sólo deben lavar bien sus hojas y ponerlas en la cacerola. Al calentarse se ablandarán y cocerán en su propia humedad. Tampoco incorporen bicarbonato, eso destruye los nutrientes de la verdura.

Y ahora sí, la receta:
Buñuelos de espinaca
Ingredientes:

450 g Espinaca fresca
275 g Harina de arvejas
200 g Queso fresco desmenuzado
1 cda Manteca clarificada
1 cda Jengibre rallado
2 cdas Morrones rojos picado
1 cda Ají molido
1/2 cdta Tomillo
1/2 cdta Semillas de coriandro molidas
2 cdtas Sal
3 vasos Aceite

Presentación:

Lave bien las espinacas o las acelgas y quite los tallos grandes, luego coloque las hojas en la olla grande, sin líquido hasta que se pongan blandas, en unos 10 min.. Escúrralas bien, apretándolas. Pique las hojas bien pequeñas y resérvelas.

Luego en la olla mediana, caliente el ghee o el aceite, a fuego medio y fría, durante más o menos 3 min., el morrón, el jengibre, el ají y agregue, luego las especias molidas. Añada el queso desmenuzado, revuelva para que se fría durante 1 min. Entonces añada la verdura de hoja. Agregue la sal y mueva bien los ingredientes con la cuchara de madera.

Vuelque la mezcla sobre una superficie plana, añada la harina de arvejas y amase bien. Una vez amasada, forme bolitas de 2, 5 cms. de diámetro y fríalas en la sartén u olla, en la que previamente precalentó el aceite a fuego medio, hasta que tomen un color ligeramente marrón. A medida que estén listos, coloque los buñuelos en la fuente con papel absorbente y resérvelos cerca de una fuente de calor, hasta el momento de servir.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Que son las arverjas y donde se consigue el polvo.

Mar, 2013-07-16 15:52