Tarta de manteca de maní

tarta-de-manteca-de-mani.jpg

Se ve elegante el postre de la fotografía, ¿verdad? Pues, se trata de una deliciosa tarta de mantequilla de maní y chocolate con una suave base. ¿Pero saben que es lo mejor de todo? Que aunque se ve de lo más sofisticada es en verdad uno de los postres más fáciles de hacer.

Ingredientes:

10 Galletas de vainillas en trozos

Para el relleno:
6 cdas de manteca sin sal derretida
3 onzas de chocolate con leche
1 3/4 tazas de crema
3/4 taza de mantequilla de maní cremosa
1/2 taza de queso crema
1/3 taza de leche condensada

Preparación:

Coloca las galletitas en la procesadora y enciende hasta que quede un polvillo. Pasa la miga a un bol y agrega la manteca. Mezcla con un tenedor hasta lograr una masa arenosa. Vierte la mezcla en una tartera rectangular y estirala cubriendo toda la superficie presionando con los dedos. Lleva al congelador mientras preparas el relleno.

Llena un bol grande con agua y hielo. Pica finamente el chocolate y colocalo en un bol mediano. Coloca 1/2 taza de crema en una cacerola pequeña a fuego medio y lleva a ebullición. Vierte sobre el chocolate picado y deja a un lado por 5 minutos hasta obtener un ganache de chocolate. Bate hasta lograr un color uniforme. Coloca el bol dentro del de agua y sigue batiendo hasta que quede bien espeso. Vierte la mezcla sobre la tartera, esparciendo uniformemente. Llevalo nuevamente al congelador.

Combina la mantequilla de maní, el queso crema y la leche condensada en la procesadora de alimentos hasta que se forme una masa suave. Pasa a un bol. Agrega el resto de la crema y mezcla con batidor hasta lograr una crema suave. Vierte la crema sobre la tartera y espárcela uniformemente. Lleva nuevamente al congelador por al menos 2 horas.

Al momento de servir puedes decorar con crema por arriba y chocolate rallado.

Artículos recomendados

Comentarios