Malvaviscos caseros

Imagen de Valentina Lopez
Enviado por: Valentina Lopez

Le llaman malvaviscos, marshmallow (en inglés), nube, esponjita, jamón (en algunas zonas de España), sustancia o malva (en Chile), bombón (en México), etc. Pero más allá de cómo sea que le llamen, todos se refieren a lo mismo: una golosina suave, dulce y divertida. Así es, hoy aprenderemos cómo hacer malvaviscos caseros.

Los esponjosos malvaviscos son bien apetitosos. Pueden comerlos asados, tostados, con chocolate, café moca o como parte de otras golosinas. Pueden comprarlos prontos, del sabor que sea y envasados o pueden aprovechar una nueva oportunidad y aprender a prepararlos en casa.

Ingredientes:

  • 500 grs. de azúcar
  • 250 ml de agua
  • 15 g gelatina sin sabor
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar flor para espolvorear

Preparación:

Para hacer malvaviscos caseros, comienza por colocar en una olla el azúcar y cubre ésta hasta la mitad con agua a temperatura ambiente.

Lleva a fuego alto hasta que obtengas almíbar a punto de hilo fuerte (es cuando tomas un poco de almíbar entre la yema de dos dedos y al separarlos se forma un hilo que no se rompe).

Mientras haces el almíbar, en un bol bate la gelatina con la vainilla, la sal y el resto del agua.

Cuando el almíbar esté listo, viertelo sin dejar de batir, hasta que la preparación esté blanca.

Espolvorea una fuente con azúcar flor y pon la preparación en ésta.

Empareja y espolvorea con azúcar flor. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y corta en cubos o cuadros.

Para dar color a los malvaviscos durante el batido añade gotas de colorante para repostería, sólo unas gotas serán suficientes.

Dinos en los comentarios cómo te quedan los malvaviscos caseros. Intenta también golosinas saludables para los chicos y coloridas gomitas

anterior Cómo preparar helado de chocolate con thermomix siguiente Aderezos caseros saludables

Artículos recomendados

Comentarios