Rollos de lasaña rellenos de espinaca y pimientos rojos asados

rollos-de-lasagna-espinaca-pimientos.jpg

La lasaña es una favorita en todas las casas, definitivamente. La comen niños y adultos y es una buena manera de engañar a los que no comen muchos vegetales, especialmente con esta receta que es una variación porque no ponemos una capa sobre otra como es de costumbre, sino hacemos rollos. Los rollos de lasaña rellenos de espinaca y pimientos rojos asados es una receta laboriosa pero muy buena y, a mi parecer, fácil de hacer.

Ingredientes:

Para la salsa de tomate.

  • 1 lata de tomates o 6 tomates maduros pelados.
  • 1 cebolla grande.
  • 1 pimentón rojo.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de aceite vegetal.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 1 cucharada de pasta de tomate.
  • 1 cucharada de azúcar granulada.
  • Sal, pimienta y orégano al gusto.

Para montar.

  • 6 láminas de lasaña.
  • 1 cucharada de sal.
  • 200 gr de queso ricotta.
  • 250 gr de espinacas frescas.
  • 3 pimentones rojos frescos o su equivalente en lata que estén ya asados.
  • 250 gr de queso mozarella rallado.

Preparación: 

Comencemos con la salsa roja que se dejará un rato cocinando. Para esto picamos las cebollas, los ajos y los pimentones en trozos muy menudos y los ponemos a cocinar en una sartén amplia que esté bien caliente, con la cucharada de aceite y de mantequilla. Primero ponemos las cebollas y el ajo a fuego medio, los dejamos 7-8 minutos, y luego el pimentón por hasta que esté todo bien cocido. Licuamos el tomate y añadimos a los vegetales que tenemos cocinando. Si está muy espeso, agregamos un poco de agua. Diluimos la pasta de tomate y el azúcar en la salsa y ponemos nuestros condimentos. Esto lo dejamos cocinar a fuego medio mientras hacemos el resto.

En una olla lo suficientemente grande, ponemos agua y la dejamos hervir con la cucharada de sal. Mientras esto hierve, cocinemos la espinaca y asemos los pimientos. Para las espinacas podemos usar también el agua que usaremos para la pasta, poniéndola sin tallos por unos minutos hasta que se marchite. Los pimientos asados los cocinamos con tenazas directamente al fuego de la cocina hasta que estén negros. Luego los ponemos debajo del agua corriente y sacamos toda la piel y las semillas.

En este punto el agua debe estar hirviendo y cocinamos las láminas de lasaña hasta que estén al dente. Sacamos.

Pre-calentamos el horno a 200 grados C.Lo que falta es el montaje. Esto se hace rápido. Tomamos cada una de las láminas de lasaña, la estiramos sobre la mesada y añadimos primero el queso ricotta, luego la espinaca, luego los pimientos rojos asados, luego un poco de salsa roja y por último un poco de queso mozarella. Repetimos con todas las láminas y las trasladamos a un envase refractario profundo. Encima ponemos el resto de la salsa de tomate y el resto del queso mozarella.

Metemos esto al horno por aproximadamente 10-12 minutos, o hasta que el queso haga burbujas y se vea como una costra encima. No lo dejemos mucho más de este tiempo porque se cocinaría de más la pasta.

Servimos caliente.

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Gracias por las deliciosas recetas! seria super q pusieras paso a paso con fotos y sobretodo calorías por porción...pido mucho? jajaja gracias

Mar, 2011-07-05 17:47