Verduras para los más pequeños

Verduras para los más pequeños

La cuestión es encontrarle la vuelta, con un poco de ingenio, creatividad y buen gusto a los más chicos las verduras les pueden resultar de lo más agradable.

Un truco fácil, que aporta sabor y es muy bien recibido, es acompañarlas de salsa bechamel, o salsa blanca. En croquetas o gratinadas, son muy bien recibidas por el público infantil. Simplemente sumergir los tronquitos hervidos y fríos en una salsa bechamel muy espesa, rebozarlos en pan rallado y freírlos en aceite muy caliente. Yo suelo utilizar tronquitos de brócoli o coliflor pero se puede utilizar cualquier otra verdura como calabaza o calabacín.

Otro buen recurso es mezclarlos con crema de leche y jamón picado y con esta salsa acompañar pastas o arroz. O rebozar y freír rodajas no muy gruesas (medio centímetro está bien) de berenjena, zapallito redondo o zucchini.

En verano las ensaladas pueden ser las reinas de la mesa: integrando pollo troceado, atún desmenuzado o jamón en daditos a una base de tomate, maíz en grano, lechuga en juliana y papas en daditos (¡y que no nos falte el Ketchup!)

También las ensaladas de arroz blanco o integral (o en su reemplazo tirabuzones de pasta) van muy bien con zanahorias hervidas y cortadas en daditos pequeños, arvejas o guisantes, tomates cherry y tortilla francesa cortada en cuadraditos (la forma es lo de menos).

Se trata más que nada de hacer presentaciones atractivas, platos con variedad de color y formas para despertar el interés de los pequeños de la casa cuidando que al mismo tiempo tengan una buena alimentación.

¡Y a comer se ha dicho!

Verduras para los más pequeños

Verduras para los más pequeños

Verduras para los más pequeños

Especiales

Artículos recomendados

Comentarios