Cocina Libanesa: tahine o pasta de ajonjolí

tahini.jpg

El tahine o pasta de ajonjolí es un ingrediente bastante común en la cocina árabe/libanesa, no sólo es fundamental en preparaciones como el hummus o el Babba Ganoush, sino que se utiliza como aderezo para falafel y shawarmas. Se puede conseguir envasada en tiendas especializadas, pero nunca está de más conocer su preparación casera, aún más cuando es tan sencillo. Aprende el proceso completo después del salto.

Ingredientes:

  • 500 gr de Semillas de ajonjolí (sésamo)
  • Agua
  • Sal

Preparación:

El primer paso es tostar las semillas de ajonjolí, así que colócalas en una sartén grande y ponlas al fuego bajo sin agregar aceite ni nada. Es importante que cuides dos aspectos para que te salga perfecta: que se vean doradas pero no quemadas y que no exploten. Esto se logra manteniendo el fuego bajo y moviéndolas un poco para que se doren de forma pareja. Cuando su delicioso aroma característico inunde tu cocina y las veas maravillosamente tostadas, es hora de sacarlas del fuego.

El segundo paso es procesarlas cuidadosamente. Para esto recomiendo el uso de un procesador de alimentos o en su defecto, una batidora de mano. Tritúralas a baja velocidad, agregando muy poca agua lentamente, para evitar que quede demasiado líquida. Aderézala con un poquitito de sal. La consistencia que debes buscar es homogénea, más bien pastosa y nunca demasiado fluida.

Si quieres utilizarla como aderezo para falafels y shawarmas, puedes condimentarla con ajo, zumo de limón, perejil o piménton. ¡Verás que es deliciosa y bastante versátil!

Artículos recomendados

Comentarios

1 Comentarios

Gracias, clara la explicación de cómo se prepara el Tahine.
Felicitaciones!
T.

Jue, 2012-09-13 11:13