Postres japoneses: tempura de Helado

tempura-helado.jpg

La cocina japonesa no se destaca por su producción de postres, sin embargo en la mayoría de los sitios dedicados a este tipo de gastronomía suelen ofrecer Tempura de Helado como postre. No es muy tradicional en Japón, sin embargo les presento la receta. Su elaboración es bastante sencilla y puede ser un buen detalle para finalizar una comida en casa, una creativa forma de servir el helado.

Si tienen una freídora será muchísimo más fácil elaborarla, si no, es cuestión de tener un poco de precaución. Pueden servirla con un poco de mermelada de fresa o nata por encima, o agregarle trocitos de chocolate, nueces o el sirope de su preferencia. Eso dependerá del sabor del helado que hayan escogido.

Ingredientes:

  • Helado (de tu sabor preferido)
  • 2 rebanadas de pan blanco por cada bola de helado a preparar
  • 1 huevo
  • Harina de trigo
  • 1 taza de leche
  • Aceite para freír

Preparación: 

- Mezcla en un bowl un huevo, la taza de leche y un poco de harina, hasta conseguir una mezcla espesa. No les doy la medida exacta de la harina porque esta puede variar, así que vayan poniéndola poco a poco hasta que logren la consistencia deseada.

- Quita la corteza de las rebanadas de pan con un cuchillo. Aplasta las rebanadas con las manos hasta que queden compactas.

- Prepara las bolas de helado con ayuda de una cuchara. Es importante que el helado no esté excesivamente suave.

- Coloca la bola de helado sobre una rebanada de pan, envuelve el helado con el pan, dándole forma con las manos. Rápidamente, cubre con la otra rebanada de pan, repitiendo el proceso. El pan debe adherirse a la bola. No temas ejercer un poco de presión.

- Baña la bola de helado y pan con la mezcla que preparaste anteriormente. Cúbrela cuidadosamente, dejándola bien impregnada (es por eso que es importante que quede espesa).

- Si tienes tiempo, congela las bolas preparadas un par de horas más antes de freírlas. Esto garantizará que no se deshagan durante el proceso, aunque no es imprescindible.

- Calienta abundante aceite en una sartén o cacerola lo suficientemente ancha como para que el aceite cubra la bola de helado. Si tienes freídora, ¡muchísimo mejor!

- Fríe la bola de helado, cuando esté doradita, sírvela inmediatamente cubierta con mermelada de fresas o la salsa de tu preferencia. ¡Itadakimasu!

Artículos recomendados

Comentarios