Rodajas de naranja confitadas

naranjaconfitada.jpg

Desde que era una niña tengo afición por la cocina, siempre me gustó experimentar con variados ingredientes hasta lograr una buena comida y a esa edad tenía una especial debilidad por los platos dulces. Hoy compartiré contigo una de las recetas que hago desde hace tiempo y que forma parte de mi recetario personal: rodajas de naranja confitadas. Son deliciosas confituras que puedes utilizar para decorar postres, o puedes guardarlas en un frasco, comértelas y compartirlas, como si fueran bombones confitados.
Ingredientes:

1 naranja
Agua y azúcar, cantidad necesaria

Preparación:

Lavar bien las naranjas y sin pelarlas cortarlas en rodajas de 3 mm de espesor (quitarles las semillas). Colocarlas en una cacerola grande y cubrirlas con agua de modo que ésta sobrenade 2 cm sobre ella. Hacer hervir despacio, hasta que las cáscaras se noten tiernas. Escurrirlas cuidadosamente, pesarlas, pesar igual cantidad de azúcar. Colocar en una cacerola el azúcar, las rodajas de naranja (sin encimar) e igual peso de agua. Hacer hervir despacio, removiendo la cacerola de vez en cuando, pero ¡sin revolver! hasta que las rodajas estén abrillantadas y el almíbar espeso. Escurrir las rodajas y rebozarlas con azúcar molido de ambos lados, presionando muy bien. Apoyarlas sobre una rejilla, cuidando que estén separadas, secarlas en el horno tibio. Darlas vuelta para que se glaseen del otro lado. Una vez bien glaseadas (cuando estén brillantes) retirarlas. Dejarlas enfriar y ¡a disfrutarlas!

Artículos recomendados

Comentarios