Sabores patagónicos: trucha al disco

salmon.jpg

En la Patagonia Argentina uno de los platos típicos es la trucha, que se cocina de diversas maneras. Hoy te enseñaremos a hacer: trucha al disco. El disco de arado es un disco de maquinaria agrícola en desuso, que se adapta para cocinar sobre él. Tiene un borde de unos cinco centímetros de alto de chapa de hierro, dos asas y otro disco que hace de tapa. Se utiliza con leña o carbón, pero también puede usarse sobre la hornalla de una cocina o en el horno. En él puedes cocinar infinidad de platos: desde paellas, carnes y guisos hasta dulce de leche. ¿Tienes ganas de aprender esta receta de campo? Entonces ¡vamos!

Ingredientes

1 trucha de 1 kilo

2 tomates redondos grandes

100 gramos de manteca

1 cucharada de azúcar

Sal a gusto

Pimienta negra de molinillo a gusto

100 cm cúbicos de aceite de oliva

Hierbas frescas a gusto (salvia, orégano, romero y tomillo)

Preparación:

Limpiar el pescado: descartar la cabeza, las aletas y la cola. Guardarlas para un caldo de pescado. Ahora, realizar dos cortes paralelos con un cuchillo filoso, a lo largo del lomo, en la parte superior y luego dos cortes a lo largo del vientre. Pasar el cuchillo de forma plana y paralela al espinazo. Así es como se obtendrán dos filetes. Luego dividir cada uno en dos partes y con una pinza desechar las espinas. Quedarán cuatro trozos limpios.

Para el acompañamiento lavar dos tomates redondos grandes. Cortarlos por la mitad, disponer sobre una placa, luego distribuir una cucharada de azúcar, sal, pimienta negra de molinillo, un hilo de aceite de oliva y algunas hierbas frescas (salvia, orégano, romero y tomillo). Cocinar en horno fuerte durante 15 minutos.

Para realizar la manteca de hierbas proceder de la siguiente manera. Retirar 100 gr de manteca una hora antes de la heladera para que se ablande hasta llegar a punto pomada. Ahora batir la manteca blanda hasta que esté cremosa, agregarle el jugo de un limón, un ramito de hierbas rotas con la mano (las mismas que para el tomate), sal y pimienta de molinillo. Reservar. Prender el fuego con madera blanda. Una vez que tenga las llamas altas, ubicar encima del soporte de hierro con el disco de arado. Mantener siempre la llama viva.

Un momento antes de que terminen de cocinarse los tomates, volcar en el disco caliente 90 cm cúbicos de aceite de oliva y colocar los filetes de trucha del lado de la carne (con la piel hacia arriba). Cocinarlos durante dos minutos. Darlos vuelta y cocinarlos dos minutos más del lado de la piel. Salar la trucha y rociar con el jugo de limón. Para la preparación del plato cortar cuatro rodajas de pan casero y distribuirlas encima los tomates asados y un trozo de trucha en cada una. Completar con una cucharada de manteca de hierbas. Condimentar con bastante pimienta negra recién molida y lleve a la mesa.

¡Bon appetit!

Nota: Si no tienes un disco de campo también puedes utilizar una paellera.

Artículos recomendados

Comentarios