Tallarines con salsa de tomate y ricota fresca

tallarines-con-salsa-de-tomate-y-ricota-fresca.jpg gbh007/iStock/Thinkstock

Cuando quiero hacer un plato sabroso y rápido recurro a las pastas, ya que me permiten hacer cientos de combinaciones, con lo que tengo en la heladera y en solo unos minutos. Estos tallarines con salsa de tomate y ricota fresca resultan una combinación absolutamente apetitosa (y se hacen en aproximadamente media hora). Es un plato de la comida italiana que no puedes dejar de llevar a tu mesa. Te invitamos a probarlo ¡es realmente delicioso!

Ingredientes:

6 tomates redondos, medianos y maduros
2 cucharadas de aceite de oliva
1 / 2 cebolla mediana, cortada en cubitos
2 dientes de ajo, picados
Sal y pimienta recién molida al gusto
1/2 taza de agua
2 hojas de albahaca fresca
500 gramos de tallarines (mejor si son frescos)
250 gramos de ricota fresca
Queso rallado a gusto

Preparación:

1. Cortar los tomates en cubos y machacarlos con un pisa papas o un tenedor.
2. Caliente el aceite de oliva en una sartén mediana a fuego medio-alto. Añadir la cebolla y saltee, revolviendo de vez en cuando con una cuchara de madera hasta que la cebolla esté tierna y transparente, por unos 5 minutos.
3. Agregue el ajo y cocine durante un breve lapso, hasta que el ajo se dore ligeramente, menos de 1 minuto, cuidando que no se queme.
4. Añadir el tomate triturado con sus jugos a la sartén, con tapa. Añadir 1/2 taza de agua con la sal y la pimienta, y llevar a fuego lento. Baje el fuego y cocine siempre a fuego lento hasta que la salsa se torne espesa, aproximadamente unos 20 minutos. Hacia el final de la cocción, corte las hojas de albahaca en pedazos, con sus manos, incorpórelas a la salsa y revuelva.
5. Ponga una olla grande de agua salada a hervir y añadir los tallarines. Cocine sin tapar a fuego alto hasta que esté al dente.
6. Escurrir la pasta y mezclar con la mitad de la salsa, si es posible en la sartén. Lleve la pasta a los platos individuales y cubra con la salsa restante. Coloque 2 cucharadas de ricota fresca en cada plato y sirva. Espolvorear queso rallado a gusto.

¡Buen appetito!

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.