Palitos de queso crujientes

Imagen de Ruth Lelyen
Enviado por: Ruth Lelyen

¿Buscas algún aperitivo para tu fiesta nocturna? Pues te daré una idea que seguramente adorarás: palitos de queso crujientes. Escucha mis razones: primero, son sencillamente sabrosos; segundo, resultan adictivos del todo, y por último, se preparan con mucha facilidad. Eso sí, tendrás que hacer una gran cantidad, pues tus comensales van a acabarlos de una sentada.

¡Te espero en la cocina!

Ingredientes:

  • 1 ½ taza de queso Cheddar rallado
  • 4 cucharadas de mantequilla sin sal (blanda)
  • ¾ taza de harina (un poco más para espolvorear)
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimentón
  • 1 cucharada de leche o crema

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC. En el procesador de alimentos combina el queso, la mantequilla, la harina, la sal y el pimentón. Mezcla hasta que adquiera consistencia grumosa. Añade la leche y pulsa durante 10 segundos hasta que la masa pueda formar una bola.

En una superficie ligeramente enharinada extiende la masa con un rodillo y dale forma de rectángulo de 20 cm de largo y 25 de ancho, con medio cm de grosor. Ahora con un cuchillo afilado corta la masa en tiras finas de 20 cm de largo y 1 cm de ancho.

Engrasa una bandeja y transfiere allí los palillos dejando una distancia de 1 cm entre cada uno. Hornea en la rejilla media durante 12-15 minutos hasta que los bordes se doren y los notes crujientes. Retira del horno y pon a refrescar.

Sirve a temperatura ambiente. Estas barritas de queso pueden guardarse en un recipiente en el frío durante dos días, pero realmente saben mucho mejor y se recomienda tomarlas recién horneadas y servidas un poco después.

Empieza la fiesta, pon bandejas por todos lados y verás que en unos segundos no quedará un palito de queso crujiente. ¡A chuparse los dedos!

anterior Tarta de almendras con salsa de caramelo siguiente Ceviche de camarones

Artículos recomendados

Comentarios