Pasta con salsa cremosa de limón y romero

Imagen de Ruth Lelyen
Enviado por: Ruth Lelyen

¿Necesitas una buena receta para un almuerzo? ¿Qué tal si preparamos una sabrosa pasta con salsa cremosa de limón y romero? Nuestro plato tendrá de especial que, en lugar de cocinar la salsa con nata montada, usaremos productos naturales como el aceite de oliva, la leche y la harina, los cuales lo hacen lo hace mucho más saludable.

Si te gustan las pastas, el limón, el romero y las cremas, esta será una buena oportunidad para disfrutar la combinación de ellos.

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajo picaditos
  • 1 pechuga de pollo grande cortada en cubos
  • Jugo de 1 limón
  • 1 ½ taza de pasta
  • 2/3 taza de leche
  • 1/3 taza de caldo de pollo
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada de queso de cabra
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de queso parmesano
  • 2 cucharaditas de romero fresco troceado
  • ½ cucharadita de ralladura de corteza de limón
  • ½ cucharadita de sal

Preparación:

Pon a sofreír el ajo en el aceite de oliva en un sartén grande a fuego moderado. Añade los cubos de pechuga y el jugo de limón. Deja que se cocine removiendo de vez en cuando hasta que el pollo esté tierno.

Reserva el pollo en un recipiente y baja la temperatura a fuego lento. Agrega al sartén el caldo de pollo, la leche, la ralladura de limón, la sal y una cucharadita de romero.

Una vez se caliente la salsa sin llegar a hervir, espolvorea la harina sobre ella y mezcla hasta que se incorpore completamente y no queden grumos. Mantén el fuego lento por unos minutos mientras vas preparando la pasta.

Toma la pasta y prepárale de acuerdo a las indicaciones del paquete. Se aconseja agregar una cucharadita de aceite de oliva y media de sal al agua donde se cocinará la pasta.

En tanto se va haciendo la pasta, agrega las piezas de pollo y el queso de cabra a la salsa. Remueve hasta que el queso se derrita y quede todo mezclado.

Baja del fogón y reserva. Cuando la pasta esté lista escurre y añádele algo de aceite de oliva mientras remueves en el mismo colador para que no se pegue una contra otra.

Coloca la pasta en un tazón grande y agrégale la salsa de pollo y limón. Adorna con el queso parmesano rallado y la otra cucharadita de romero fresco.

Sirve inmediatamente. Es una delicia que alegrará el almuerzo familiar de este fin de semana. ¡Muy buen provecho!

anterior Cómo hacer popcorn en microondas con canela siguiente Magdalenas de calabaza y tiramisú

Artículos recomendados

Comentarios