Tarta fría de fresa y piña, ideal para niños

Torta de fresa y piña 1.jpg Jupiterimages - RF - Thinkstock

Hoy en ElGranChef nos servimos de este tópico popular para mostrarte cómo salvar una improvisada merienda infantil, crear una original tarta de cumpleaños o innovar en la rutina del postre familiar con una receta sencilla y original. Se trata de una exquisita tarta fría de fresa y piña, que hará las delicias de los pequeños, pero a ciencia cierta, también de los grandes, especialmente en la época estival.

Ingredientes:

  • Azúcar o caramelo líquido
  • 1 recipiente de leche concentrada sin azúcar (¡ojo no confundir con leche condensada!)
  • 2 sobres de gelatina de fresa
  • 1 piña mediana (si no es temporada siempre podemos recurrir a la piña en almíbar)
  • Un poco de leche.

Preparación de la tarta de fresa y piña:

En primer lugar, sirviéndonos de un cuchillo apropiado, seccionamos la piña en rodajas no demasiado gruesas y procedemos a quitarles la corteza. Por otra parte, lavamos y partimos las fresas por la mitad, en dos partes iguales. 

Posteriormente, caramelizamos el molde que vamos a utilizar con abundante azúcar (o en su defecto con caramelo líquido) cubriendo todo el fondo del recipiente y dejando un dedo de grosor. Es el momento de distribuir nuestras rodajas de piña de la forma más armoniosa posible en el molde, colocando algunas de las fresas en los huecos restantes. Con la fruta remanente podemos hacer un poco de jugo (añadiendo agua o leche al gusto) y lo reservamos para un momento posterior.

A continuación montamos la leche concentrada en una batidora hasta que su duplique su volumen y preparamos la gelatina de fresa. La siguiente operación cabrá realizarla antes de que esta se cuaje.

Torta de fresa y piña 3.jpg Alexey Ilyashenko - RF - Thinkstock

En un recipiente profundo mezclamos entonces la leche montada, el jugo de frutas y la gelatina, procurando que quede bien homogéneo y sin grumos. Esta mezcla la depositamos sobre el molde en el que habíamos colocado la base de fresa y la piña y lo introducimos en el congelador, al menos por un espacio de 1 hora y 30 minutos (incluso puede que por 2 horas) hasta que adquiera un aspecto sólido.

Transcurrido este tiempo nuestra tarta de fresa y piña ya está lista para servir. En el momento que decidimos hacerlo la volteamos tal cual un flan sobre una fuente de las dimensiones apropiadas. Para decorarla, podemos emplear barquillos o galletas a nuestro antojo.

Otra opción es aprovechar algunas de las fresas para el adorno y bañarla en sirope de este sabor.

Y, bueno, querido comensal, ¿no es cierto que ya se te hizo la boca agua? 

Torta de fresa y piña 4.jpg contrail1 - RF - Thinkstock

Especiales

Artículos recomendados

Comentarios

2 Comentarios

Donde se consigue la leche concentrada? o como se prepara?

Vie, 2012-11-02 15:14

La puedes conseguir en cualquier supermercado. Normalmente se vende en lata, como la leche condensada.

Lun, 2012-11-05 16:41