Ensalada de durazno con nueces y queso cheddar

ensalada-de-durazno-con-nueces-y-queso-cheddar-1.jpg stu_spivack/Flickr

Prepárate para reunir en un mismo plato la más increíble variedad de ingredientes novedosos, con esta exquisita ensalada de durazno con nueces y queso cheddar, entre otros ingredientes, un placer indescriptible que no te puedes perder por nada del mundo.

El durazno siempre ha sido una de mis frutas favoritas. No importa el lugar donde vaya; si veo una receta que incluye entre sus ingredientes una pizca de durazno, es casi seguro que me anime por el plato disponible.

En la actualidad existe cualquier variedad de platos con durazno, desde recetas de pollo, sándwiches, ensaladas y postres, sin embargo, ninguno se compara con esta ensalada de durazno, un auténtico plato que te hará sucumbir de placer.

Ingredientes:

  • 1 taza cubos de pan tostado
  • 1 durazno grande
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de vinagre balsámico
  • 1/4 taza de queso cheddar rallado
  • Un buen puñado de rúcula
  • 1 manojo grande de espinacas
  • 1 cucharada de nueces picadas
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Precalienta el horno a 175ºC. En una bandeja para hornear coloca los cubos de pan tostado y lleva por unos 5 a 10 minutos hasta que los bordes estén dorados y crujientes. Deja enfriar.

ensalada-de-durazno-con-nueces-y-queso-cheddar-2.jpg Naotake Murayama/Flickr

Pela el durazno y colócalo en una olla con agua hirviendo por un par de minutos. Retira de inmediato y lleva a un tazón de agua fría. Aquí deja reposar por otros 2 minutos. Retira el durazno, sécalo, retira la piel con mucho cuitado. La idea es formar pequeños trozos.

En un tazón pequeño mezcla el vinagre balsámico, el aceite de oliva, y la sal y pimienta al gusto. Añade el queso cheddar rallado y remueve bien.

Enjuaga la rúcula y las espinacas y seca las hojas antes de colocar en un recipiente. Suma el pan tostado y el aderezo de vinagre balsámico. Por último, coloca los trozos de durazno en un plato de ensalada y cubre con el aderezo. Espolvorea las nueces picadas por encima antes de servir.

¡Muchas felicidades! Estoy seguro que todos en casa te felicitarán por el buen trabajo realizado. Disfruta de esta mágica ensalada de durazno con nueces y queso cheddar, y prepárate para experimentar nuevos sabores.

Si estás en busca de más recetas de ensaladas, no dudes en consultar otras ideas como este budín de pan y durazno o un rico licuado de durazno, yogurt y leche de soja.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.