Ñoquis de papa y ricota

oquis-de-papa-y-ricota-1.JPG Crovat

¿Te gustan mucho las pastas? ¿Crees que los ñoquis son difíciles para prepararlos tú mismo?

Realmente yo soy una fan de las recetas de pastas, especialmente de los ñoquis, y cada 29 pienso en que la solución a mi comida son los ñoquis. Pero siempre me hacía la misma pregunta: ¿los hago o los compro?

Les paso mi receta de ñoquis de papa y ricota para que dejen de comprarlos y, de una forma práctica y rápida, resuelvan su cena del próximo 29, sin ir a la fábrica de pastas, y ¡disfrutando de un plato absolutamente casero!

Si no les gusta mucho acompañar las pastas con salsas, como a mi, estos ñoquis son bien sabrosos para comerlos solo con manteca y queso rallado. ¡Basta de ñoquis insulsos que recuperan su gusto con la salsa! Además, para salir de lo común, los elaboramos con una parte de papa y otra de ricota, para incorporar algo de lácteos a nuestra alimentación y para que, si a los chicos no les gusta la ricota, la coman sin darse cuenta.

Ingredientes:

  • Ricota 500 g
  • Puré de papas   500 g
  • Harina leudante 100 g
  • Harina 0000  entre 250 y 400 g
  • 2 huevos
  • 1 cdta de sal
  • Pimienta

Preparación:

x100_7645.JPG Crovat

Comenzamos lavando y pelando las papas. Por supuesto que, si para la receta necesitamos 500 gramos de puré, compraremos un poquito más de papas, considerando los desperdicios de la cáscara.

Los 500 g deben ser netos de puré.

x100_7646.JPG Crovat

Envolvemos las papas en aluminio y las llevamos en una fuente al horno a temperatura media, hasta que pinchemos las papas y se sientan blandas (aprox 12 minutos).

También podríamos cortar cubitos y cocinarlas en agua hirviendo para hacer el puré. Propongo esta alternativa para que la papa no absorba agua y quede un gusto más natural.

x100_7652.JPG Crovat

Luego, con un pisapapas, elaboramos el puré, evitando que queden grumos y que la textura sea suave.

x100_7650.JPG Crovat

Por otro lado, en un bol, colocamos la ricota, la pimienta, la sal y los huevos.

Batimos un poco y agregamos el puré.

x100_7655.JPG Crovat

Formamos una pasta que quede cremosa y libre de impurezas. Si tienes un mixer, utilízalo para este paso, o bien con una procesadora también puedes intentar.

x100_7657.JPG Crovat

Ahora, comenzamos a agregar la harina. Incorporamos toda la harina leudante y de a poco, la común.

La cantidad de la receta es estimada, dado que hay muchos factores que influyen en la cantidad de ingredientes secos requerida. Por ejemplo, el tamaño de los huevos, la cremosidad de la ricota, o cuán blando esté el puré. Por eso, agregamos 250 gramos y el resto de a poco, a medida que vayamos precisando. Recuerden que la cantidad de harina es una aproximación.

x100_7659.JPG Crovat

La idea es formar una masa de textura suave, que no se pegue en los dedos, pero que tampoco esté excesivamente seca y dura, si no los ñoquis tendrán la misma textura.

x100_7661.JPG Crovat

Amasamos suavemente, hasta lograr una masa como la que observamos en la foto.

x100_7665.JPG Crovat

Después, estiramos rollitos de aproximadamente 1 cm de espesor.

x100_7666.JPG Crovat

Luego, con un cuchillo o el lado plano de un cornet, cortamos piezas de 1 cm, como para obtener cuadraditos pequeños. Opcionalmente podemos rodarlos por un marcador de ñoquis o tenedor, para que tomen esa forma con el relieve característico de esta pasta.

Hoy en día, en muchos restaurantes ya no se estila hacerles la forma y además es una forma de simplificar el trabajo. Es que si tenemos una familia multitudinaria, ¡la formita es lo de menos!

x100_7663.JPG Crovat

Los vamos colocando en una placa levemente enharinada para que se oreen y no se peguen entre sí.

x100_7668.JPG Crovat

Ponemos agua a hervir en una cacerola o un jarrito. Una vez que el agua hierve, agregamos un poquito de sal y un chorrito de aceite y colocamos los ñoquis, removemos el agua hasta que suban.

Este paso no demora más de 4 minutos, ¡si no se nos pasan y se pegotean!

x100_7669.JPG Crovat

Cuando suben a la superficie de la cacerola, retiramos del fuego, colamos y servimos.

Por último, acompañamos los ñoquis con mantequilla o alguna salsa casera y ¡¡¡a comer!!!

Si te gusta realizar pastas caseras no dejes de visitar nuestras múltiples recetas de salsas para acompañar tus comidas.

Si quieres utilizar los ingredientes por separado, también puedes mirar la receta de ñoquis de ricota y la receta de ñoquis de papa.

¡Hasta la próxima!

Artículos recomendados

Comentarios

2 Comentarios

Las uñas pintadas están totalmente contraindicadas cuando uno cocina(amasa) responsablemente. El esmalte puede saltar en pequeñas lascas dentro de la masa.

Jue, 2013-08-29 11:59

Espectacular !!
Con las medidas colocadas en forma civilizada (no como las otras boludas que colocan "1 taza de harina").
Las imágenes de por si solas explican muy bien el procedimiento y aun asi lo explicaste de forma asombrosa.
Los voy a preparar y te cuento como salieron.

Sáb, 2014-03-29 21:22