Bizcocho con fresas y nata

Bizcocho-de-fresas-y-nata1.JPG Crovat

En ElGranChef tenemos predilección por las recetas dulces, así que en esta oportunidad te traemos un nuevo postre, un bizcocho casero con la deliciosa variante de la fresa y la nata para contrastar su sobriedad.

A pesar de la bella presentación, es un consejo sencillo y fácil para los y las principiantes de la cocina, tan sólo siguiendo los pasos que se enumeran a continuación. Además, este rico y suculento bizcocho con fresas y nata es una excelente excusa para fomentar un consumo más sano de este tipo de alimentos en casa.

Ingredientes:

  • 3 huevos grandes
  • 100g de azúcar
  • 100g de harina
  • 100g de fresas
  • 300ml de nata para montar

Preparación:

Iniciamos nuestra tarta de fresa y nata precalentando el horno a 180º.

Aparte, en dos recipientes diferentes depositamos las yemas y las claras de huevo separadamente y las batimos. Para las primeras nos servimos de una varilla manual, añadiendo la mitad del azúcar de la receta, hasta que quede una mezcla bien cremosa. Por otro lado, batimos las claras hasta punto de nieve y una vez listas adicionamos el resto del azúcar.

A continuación agregamos las yemas a las claras despacio y con precaución, tratando de evitar que las claras pierdan la consistencia adquirida. Tras esto solo nos resta ir incorporando la harina tamizada, convirtiendo nuestra mezcla en una masa suave y uniforme.

Es el momento de depositar nuestro preparado en un molde (enharinado anteriormente o untado con un poco de mantequilla para evitar, como siempre, que se nos pegue) y lo introducimos en el horno ya caliente, donde debe permanecer al menos durante 30 minutos a una temperatura media de 200º.

Mientras tanto, con la ayuda de una batidora eléctrica procedemos a montar la nata, preferiblemente fría para un mejor resultado, y troceamos las fresas, a modo de tiritas, dejando una o dos para la decoración final.

Trascurrido el tiempo de horno, sacamos el bizcocho y lo dejamos enfriar para poder cortarlo por la mitad sin causar destrozos innecesarios. Una vez realizada esta operación extendemos la nata montada en el interior y distribuimos las fresas cortadas. A continuación cerramos las dos partes, lo espolvoreamos con azúcar glass y adornamos con las fresas sobrantes como más nos guste.

Bizcocho-de-fresas-y-nata2.JPG Crovat  
¡Y voila! Ya tenemos nuestro bizcocho de fresas y nata. Un dulce casero y sano para completar la dieta de la familia y un delicioso pretexto para compartir algún que otro ratito más juntos.

Artículos recomendados

Comentarios