Torta de café, pistacho y jengibre

Cake de Café, Pistacho y Jengibre  1.jpg Dariusz Kuzminski - RF - Thinkstock

Los cakes son una especie de tortas o pasteles cada vez más presentes en la cocina hispanoamericana, y aunque su preparación no difiere mucho de nuestras tartas tradicionales, en ocasiones encontramos alguna variante muy curiosa.

Para que experimentes con esta repostería anglosajona, hoy te hemos traído la receta del cake o torta de café, pistacho y jengibre, un autentico carnaval de sabores que seguramente deleitará a tu paladar. ¡Pruébalo!

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 50 g de mantequilla sin sal
  • 75 ml de leche
  • 2 huevos
  • 275 g de harina
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1 cucharada de café molido
  • 1 cda. de jengibre en polvo
  • 200 g de azúcar impalpable
  • 75g de pistachos
  • 75 g de jengibre
  • 100 ml de aceite
  • 1/4 cdta.de sal

Para el glaseado:

  • 200 g de queso crema
  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • Ralladura de un limón
  • 25 gramos de pistachos picados
  • 175 g de azúcar glass

Preparación:

Derrite la mantequilla en un cazo.

Una vez que la hayas retirado del fuego, agrégale el café, el jengibre y la leche.

Cake de Café, Pistacho y Jengibre  3.png Artem Samokhvalov - RF - Thinkstock

Ahora bate los huevos y el azúcar, y cuando adquieran una consistencia espumosa, añádele el aceite y el preparado de mantequilla y café. Continúa batiendo hasta que todo se integre bien, y ve incorporando la harina, el polvo de hornear, el jengibre, los pistachos y la sal.

Prepara un molde con papel de aluminio y un poco de mantequilla. Vierte la mezcla que preparaste anteriormente, y llévala al horno precalentado por una ½ hora a 180ºC.

Cuando tu cake esté listo, déjalo enfriar un momento y procede a cortarlo horizontalmente en dos capas.

Ahora continúa con el glaseado. Para ello bate muy bien el queso crema, añadiéndole luego de cada batido la mantequilla, la ralladura y el jugo de limón, y el azúcar glass. Bate todo muy bien para que estos ingredientes se integren completamente.

Cuando tengas el glaseado listo, vierte la mitad en una de las mitades del cake. Coloca la otra mitad del cake encima y báñalo todo con el resto del glaseado. Para culminar, decora la superficie con los pistachos molidos, y tendrás listo tu cake de café, pistacho y jengibre.

Ahora ya tienes una excusa más para lucirte en cualquier desayuno, merienda o pic-nic. Además, esta una receta ideal para probar variantes, especialmente en cuanto a relleno se refiere. 

Artículos recomendados

Comentarios