Torta de chocolate del diablo

Imagen de Eliana Colman
Enviado por: Eliana Colman

El nombre da un poquito de respeto, lo sé, pero te aseguro que la torta es una cosa de otro mundo y más que del diablo es paradisíaca... El nombre, Torta del diablo, en realidad, hace referencia al color que tiene la torta luego del horneado, una tonalidad roja y tentadora.

Esta receta me la pasó una compañera de trabajo a la que ¡le queda riquísima! Supongo que la “mano de abuela” en la cocina es lo que le da ese toque tan reconfortante, y es algo que se adquiere con el tiempo, después de hornear muchas tortas y malcriar muchos nietos propios y ajenos.

Amelia, como se llama mi compañera de trabajo, que ya se jubiló, suele hacer esta torta, infaltable en cualquier tipo de reunión que organicemos, en un en un molde sabarín. Yo como quería rellenarla con dulce de leche, como buena golosa que soy, y a otra parte ponerle chispas de chocolate, la hice en moldes de budín, me salieron tres budines.

Torta de chocolate del diablo

Ingredientes:

  • 100 de manteca a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 4 cucharaditas de polvo de hornear
  • ½ taza de cacao
  • 1 taza de agua
  • Vainilla a gusto

Preparación:

Coloca la manteca y el azúcar en el recipiente de la batidora y bate hasta que quede  una preparación pálida y esponjosa, alrededor de 3 minutos. Agrega los huevos uno por vez batiendo en cada adición.

Por otro lado combinar los ingredientes secos, harina, polvo de hornear y bicarbonato de sodio, y reservar.

El cacao se combina con el agua y la vainilla por otro lado.

Ahora llegó el momento de combinar las tres mezclas.  A la primera preparación, la de manteca, azúcar y huevos agrega los ingredientes secos y el agua con cacao alternando  en dos o tres veces y bate después de cada adición.

Una vez que la mezcla esté lista colócala en una tortera enmantecada y enharinada o con papel manteca y llévala a un horno moderado por 30-40 minutos, o hasta que insertar un  palito de brochet en el centro, éste salga limpio.

Húmeda y untosa, esta torta es un verdadero pecado si estás a dieta, pero vale la pena darse un gustito de tanto en tanto, y si es con algo rico y casero ¡mucho mejor!

Puedes servirla sin decorar, pero si deseas una presentación más refinada puedes hacerle una
Cobertura express de chocolate y dulce de leche
, un Baño glaseado o también puedes ver cómo bañar tortas con chocolate

La verdad es que esta es una de esas tortas que se hace en poco rato, con ingredientes fáciles de conseguir y que vale la pena tener siempre en la alacena, para poder prepararla en cualquier momento, por ejemplo cuando van visitas a tu casa.

¿Hay algo más lindo que esperar a tus amigos con una rica torta casera?, ¡creo que no!

Artículos recomendados

Comentarios